Todos saben quién es, su nombre puede dar la vuelta al mundo en menos de un segundo, su forma de hacer negocios revolucionó la forma de comunicarnos y le ha dado un nuevo sentido a la palabra innovación. Así es, se trata de Mark Zuckerberg y su “pequeño bebé”: Facebook. George Beahm, autor de innumerables libros sobre Stephen King y creador del best seller Steve: Steve Jobs In His Own Words trae al mundo editorial El Joven Multimillonario; Mark Zuckerberg en sus propias palabras, una recopilación de cada una de las publicaciones, entrevistas y declaraciones del joven empresario de las redes sociales. “Es toda una filosofía, Walt Disney dijo alguna vez: ‘No hago películas para hacer dinero; hago dinero para hacer películas’. Es la filosofía de trabajo que adoptó Mark Zuckerberg, y la cual, claramente atesora: ‘No creamos servicios para hacer dinero; hacemos dinero para crear mejores servicios’”, indica el autor. ¿Qué es lo que impulsa a esta empresa multimillonaria? ¿Cómo es que una idea universitaria se convirtió en la red social más famosa del mundo? ¿Cuál es el secreto de Facebook? Con una minuciosa exactitud en la fuente, la hora y la fecha de publicación, Beahm recopila las declaraciones de Zuckerberg para desentrañar cuáles son los valores que han llevado a esta compañía al éxito.

Cometer errores Se pensaría que la palabra “error” está vetada en el mundo de los negocios, sin embargo, ¿cuántas empresas no comienzan por una sola equivocación? “Muchos negocios se preocupan por dar la imagen de que están cometiendo errores, les da miedo tomar cualquier riesgo. Las compañías están compuestas para que la gente se juzgue con base al fracaso. Nadie me va a despedir si tengo un mal año. O cinco. No tengo que preocuparme de que las cosas se vean bien aunque no lo estén. Yo puedo configurar la compañía para crear valor”. – Fast Company, 19 de marzo de 2012 Aliarse con el menos favorito ¿Alguna vez te preguntaste por qué eligió asociarse con Bing y no con Google? Para el rey de Silicon Valley, este movimiento fue toda una estrategia, no un error. “Ellos (Microsoft) son en realidad los menos favoritos. Por ello están obligados a salir e innovar, y cuando eres presionado en un área… surge tensión entre innovar e intentar nuevas cosas con el producto o servicio que ya tienes.